Comienzo inmejorable. Crónica del “IV Open de pesca en kayak Villa de Estepona”.

publicado en: Noticias | 0

Tras cerrar los mejores resultados deportivos del Club Vivokayak Almería en el año 2017; consiguiendo la primera posición en el campeonato provincial, autonómico, Open de Carboneras y Open de Melilla, el primer evento de 2018 comienza de forma inmejorable!

El IV Open de pesca en kayak Villa de Estepona, como en anteriores ocasiones, es el primer evento nacional y se hace esperar durante el primer trimestre del año. Este año se celebraba el sábado 14 de abril, y ocho miembros del Club Vivokayak Almería se dieron cita en este escenario durante la tarde del viernes.

Tras más de tres horas de camino y con la lluvia como compañera, llegamos la gran mayoría juntos a las instalaciones del puerto y nos pusimos manos a la obra para instalar nuestra carpa y acomodarnos para pasar una buena tarde/noche de convivencia con el resto de buenos amigos que asistían a este evento.

Los patrocinadores y colaboradores del evento tenían montados sus stands frente a la rampa de salida, entre los cuales destacamos al patrocinador del evento y uno de los mayores colaboradores de nuestro club Galaxy kayaks, con Carlos Jurado y Juan Cano, los cuales tenían varios kayaks, sondas y diverso material de exposición. Conforme nos íbamos acercando a este epicentro del evento, más compañeros y amigos nos encontramos, y es que asistieron la gran mayoría de clubes; Bahía de Guardamar del Segura, Calavera kayak, Peskayak Málaga, Kayak Marbella, Costa Tropical, Afipeska, Estrecho pesca, Kayak Fishing Levante, Eskape, Rincón de Gojar, Peska Tarifa, Pescatore, La Marea Azul, El Barbo, Cies, Sevilla, Pescayak Cantabria, Peskayak Isla, APK, Onuba, CDP Los de Huelva, Astur Peskayak, Cadiz y Vivokayak Almería. Además, a esta gran cantidad de clubes debemos sumarle, que el evento se realizó abierto y se sumaron muchos participantes en inscripción libre, lo que hizo ascender la cifra de pescadores hasta 225.

 

La repartición de dorsales se inició sobre las 22 horas y el compañero Yeyo nos preparó unas tortas de camarones que estaban deliciosas, mientras que esperábamos a que saliera el arroz. Tras cenar nos juntamos en la carpa a tomarnos algo fresquito y hacer tiempo antes de descansar para la prueba.

Como suele ser habitual, no dormimos todo lo que nos hubiera gustado, y sobre las 5.30 ya estábamos todos en pie recogiendo y preparando los equipos de pesca, ya que al ser tanto participantes, se necesitaba ir con antelación para no colapsar el acceso en los momentos finales. Después del desayuno y firmar la salida, nos echamos al agua tras el amanecer, pudiendo comprobar que se había quedado una mañana magnífica en comparación con el mal tiempo del día anterior. La previsión nos marcaba que a las 12 comenzaba el poniente a castigar y a partir de esa hora iba a ser complicado continuar con la acción de pesca.

 

La organización, antes de iniciarse la prueba, nos aconsejó a todos el pescar hacia poniente, de forma que una vez que entrara el viento poder regresar a refugio sin problemas. Pero la realidad es que veían kayaks en todas direcciones y cada uno nos ubicamos en zonas distintas dentro siempre del escenario marcado. La actividad de pesca fue buena, especialmente entre las 9:30 y las 11:30, momento en el cual nos divertimos bastante. A primera hora, los jureles y caballas estaban muy activos, lástima que no puntuaran y los besugos fueron fieles compañeros durante toda la jornada, completando sus 5 piezas con mayor facilidad que el resto de especies. De vez en cuando, alguna mojarra o breca se hacían ver, al igual que los serranos, que también fueron habituales en las picadas de las zonas de piedra.
Como estaba previsto, a las 12 entró el poniente, motivo por el cual empezamos a salir paulatinamente hacia la rampa, entregando nuestras bolsas de pescado y estando pendientes de que habían hecho el resto de compañeros para estimar de esta forma como se nos había dado la jornada.

Se capturaron un par de lubinas de buen porte, así como, algunos sargos “kileros”, pero las capturas grandes no quisieron dar la cara como esperábamos. De forma que iba a estar todo muy igualado de cara a la clasificación final.

 

Comenzamos a recoger todo para irnos a ver el pesaje y proceder a la comida, los famosos callos de Estepona. Además, también sacaron platos de pollo frito y aceitunas, con lo que fuimos capaces de reponer las fuerzas gastadas durante la jornada de pesca. De esta forma, se daba paso a conocer la clasificación y a la entrega de premios, para acelerar la vuelta a casa de los que viajamos desde más lejos.

Nuestra gran noticia fue el primer puesto de Vicente Guisado Lores, de Vivokayak, con 4.640 puntos en rancho, completando el podio Alberto Oller y Chinono. Por otro lado, las piezas mayores fueron de Gonzalo Pedrezuelo, Miguel Ángel Jiménez y Francisco Redondo. El resto de participantes de nuestro club hicieron una buena prueba quedando en posiciones nobles de la clasificación.

De esta forma, se realizó la entrega de trofeos y premios y se procedía al sorteo de distintos materiales y detalles de los colaboradores de este evento. Después del sorteo, tocaba la despedirse de esta convivencia con amigos, poniendo así rumbo hacia casa.

No podemos terminar esta crónica, sin felicitar a la organización y patrocinadores por el gran trabajo realizado para hacer posible que todos nosotros disfrutásemos tanto de este evento.

Dejar una opinión